Blog pipartner group

Nov 5, 2015 / by Mylène André / In blog / Leave a comment

Alerta por falta de profesionales expertos en eficiencia energética

La nueva Ley de Eficiencia Energética no sólo traerá nuevas prácticas empresariales, sino que puede transformarse en un aliciente para que más profesionales se especialicen en este tema. Pero para muchos, la EE debería estar ya incorporada desde la academia.
A más tardar, durante el primer trimestre de 2016 debería estar lista la nueva Ley de Eficiencia Energética (EE) con la que el Gobierno espera, entre otras cosas, reducir en 20% el consumo de la energía en Chile al 2025. Esto, tomando en cuenta que se prevé que en la próxima década los costos por este ítem aumenten alrededor de 30%. Además, la nueva legislación vendrá aparejada de una institucionalidad especial, tanto a nivel central, como en diversos ámbitos del sector público y privado.

En este aspecto, prácticamente todos los sectores están de acuerdo en que se necesita una cultura mayor de eficiencia energética, donde las ERNC jueguen un papel importante, pero ¿existe el nivel de profesionales y conocimientos para lograr esta meta?

Según Diego Lizana, director ejecutivo de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), el país está aún muy al debe en cuanto a la gran cantidad de competencias que comenzarán a necesitarse en este ámbito, por lo que de no comenzar a hacerse cargo de esto, va a ser difícil aplicar la nueva ley, así también como apostar como país a una nueva forma de manejar la energía. “En la medida que está empezando a haber presión en diversas industrias por ser más eficientes, las empresas se están dando cuenta que muchas veces no están las capacidades profesionales a nivel interno para enfrentar el tema y los plazos antes de que comience a funcionar la nueva institucionalidad, están acortándose”, comenta Lizana.

La necesidad de especialistas en EE, se podría enfocar en cuatro segmentos específicos. Por un lado, a nivel púbico, partiendo por el Comité Gestor de Índices de Eficiencia Energética, que tendrá la tarea de establecer los límites mínimos de eficiencia que se deben usar en Chile, así como la actualización de los mismos según las nuevas tecnologías que vayan apareciendo. Esta entidad debería tener además con quien conversar en prácticamente todos los ministerios, entidades públicas e incluso municipalidades; además del sector privado.

Por otro lado se encuentran las empresas especializadas en eficiencia energética que entregan servicios al sector público y privado, las que deberían aumentar en cantidad y oferta a partir de la nueva legislación; a las que se suman las consultoras para medir y certificar. En tercer lugar, están las mismas empresas que tendrán que gestionar la EE y por último, los consumidores que, de alguna forma, también pueden comenzar a demandar más servicios, especialmente con la Ley del Net Metering.

La academia

Los primeros dardos de la falta de profesionales especializados apuntan a la educación superior. Según el estudio “Servicio de Caracterización de la Oferta de Formación de la Educación Superior Chilena en Temas de Eficiencia Energética”, desarrollado por la ONG Desarrollo Sociedad y Medio Ambiente, Entorno (basado en encuestas), al 2012 un 45% de las carreras asociadas al área construcción en Chile incorporaba el concepto de la EE en su malla curricular. En cuanto al segmento industria, la cifra alcanza el 51%. En minería y transporte, la incorporación de la EE llegaba al 2%. La investigación analizó un listado de 452 carreras y programas de continuación de estudios, de los cuales 49, incorporan explícitamente la noción de EE en sus mallas curriculares.

Para Lizana, si bien las carreras de ingeniería deberían tener como norte el mejoramiento de los procesos en general, donde la EE es algo intrínseco, esto no ocurre. “Por eso es que se han tenido que crear ramas y especializaciones nuevas sobre eficiencia energética para tratar de parchar muchas cosas que los ingenieros no hacen. Esto sucede básicamente, porque todo lo relacionado a EE, ERNC y cambio climático es algo muy nuevo en Chile. A pesar de que estos temas comenzaron muy fuerte en los ’90, nuestro país estaba más preocupado de crecer y expandir sus mercados. Ahora último, al comenzar a ser parte de la OCDE empezamos a poner más atención la EE”, dice el director ejecutivo de la AChEE.

Debido a esto, esta entidad, así como otra serie de organizaciones, están comenzando a generar cursos y capacitaciones más especializadas. Actualmente siete universidades ya están trabajando con la AChEE para modificar sus mallas y en general, prácticamente todas las universidades (especialmente en las escuelas de ingeniería y arquitectura), ya están tomando cartas en el asunto.

Por ejemplo, el Instituto Internacional para la Innovación Empresarial 3IE de la Universidad Federico Santa María, está lanzando un BoosterUp con Metrogas el próximo 17 de noviembre, especialmente orientado a la eficiencia energética. La idea es incentivar el desarrollo de nuevos proyectos y profesionales que den soluciones efectivas este tema. “Vemos cómo está cada vez tomando más valor y atracción esta área en proyectos que van desde la generación eólica y solar a nivel industrial a soluciones a nivel domiciliario. La mayoría de los proyectos vienen del área ingeniería y arquitectura”, comenta Werner Kristjanpoller, director del 3IE.

El académico agrega además, que en general en términos de emprendimientos estamos muy bien a nivel regional, donde quizá Colombia nos lleva la delantera. “Esto, sin contar a Brasil que ya tiene una historia con respecto a ERNC y EE”, apunta Kristjanpoller.

Otro ejemplo de que la academia se está moviendo es el evento “Nuevas Tecnologías y Generación de Negocios: Energías renovables, eficiencia energética y construcción sustentable”, que se llevará a cabo entre el 11 y 13 de noviembre en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini. Es organizado por esta entidad, junto a Sofofa y ELAN Network, consorcio apoyado por la Unión Europea para el desarrollo de oportunidades de basadas en tecnología entre Europa y Latinoamérica.

Para Peter Horn, CEO en Heliplast, empresa de soluciones de energía solar que tiene más de 30 años en Chile, más que especialistas, lo que se necesita es más divulgación acerca de un consumo eficiente. “No estoy de acuerdo que haya que preparar gente en EE o crear especialidades, ya que los mismos ingenieros deberían venir con una mentalidad de eficiencia incorporada en su formación. No me imagino a un buen ingeniero que no piense en ahorra energía en todos los proyectos”, dice Horn.

Fuente: Sustentare.cl

Revisa nuestros servicios en Gestión de Energía 

Agregue su Comentario